Soluciones para el cabello graso

Soluciones para el cabello graso

El pelo graso es uno de los peores enemigos que tenemos tanto hombres como mujeres. Si tu cuero cabelludo tiende a generar más sebo del habitual, la sensación de pelo apelmazado y sin vida es diaria. Y unas raíces grasas no pueden disimularse así como así… Pero tampoco podemos estar lavándonos el pelo a diario porque al final conseguimos el efecto contrario: nuestra melena se desgasta antes, se desluce, y los folículos pilosos generan aún más grasa tras el efecto de los champús y acondicionadores. Si ya has probado todo y no sabes cómo manejar tu melena para disimular el cabello graso, consulta con tu peluquería de confianza. Existen productos de peluquería profesionales que pueden ayudarte a paliar el problema.

Por suerte también existen soluciones para el cabello graso sin que tengas que dejarte grandes cantidades de dinero en productos de peluquería.

Champú seco

Apenas un par de minutos, sin necesidad de agua y con una sensación de frescor inmediata. El champú seco elimina la grasa del pelo casi de forma instantánea, aportándote además un extra de volumen para que juegues en tus peinados. Aplica el spray sobre las raíces. Espera unos minutos para que penetre. Después frota suavemente con una toalla de ducha. Y si quedasen restos grisáceos, cepilla para eliminarlos. Solución instantánea.

No manosees el pelo graso

Hay chicas que tienen tendencia a atusarse el pelo constantemente. Puede ser una señal de nerviosismo, de coqueteo o un simple tic mecánico al que no prestamos atención. Pero lo cierto es que no es nada recomendable para nuestra salud capilar. Y es que, aunque tengamos las manos limpias, nuestra piel está constantemente produciendo grasa a través de sus poros. Así que nada de estar enrollando mechones de pelo constantemente o echándote la melena de un lado hacia otro con las manos.

Solución Kardashian: efecto mojado

Si tu pelo no tiene su mejor momento, y necesitas una solución rápida, eficaz y muy sofisticada, el efecto mojado es la mejor opción. Es un look que han popularizado las Kardashian, pero que es tan sencillo de hacer que cualquiera puede prepararlo en casa. Con un spray, moja las raíces y peina el pelo hacia atrás. Fija el efecto con gomina diluida con un poco de agua para evitar que quede artificial. Y listo. ¿A que es fácil?

Recogido

Es la solución más socorrida. Una cola alta es fácil de hacer, rápida, y tiene muchas versiones. Puedes jugar con un aire más desenfadado haciéndote una cola o un moño boho y colocarte una pañoleta anudada en la parte de arriba que cubra las raíces. Pero el efecto pulido también es un buen aliado para disimular el pelo graso y dar un aire más formal a tu look.

Look surfero

Si te va más el aire natural, esta solución te encantará. Utiliza un spray difusor de agua marina, y ayúdate con los dedos para darle forma y cuerpo. Haz ondas anchas y desectructuradas que crean ese efecto tan bonito de una melena en la playa.

¡Trenzas!

Nunca se es demasiado mayor para hacerse un recogido con trenzas, una corona, un trenzado de raíz, unas trenzas de boxeadora, de espiga o hasta una tradicional que dome tu pelo graso y encrespado. Las trenzas son una solución elegante por la elaboración que requieren, pero son tan sencillas de hacer que te salvarán de cualquier apuro en cuestión de minutos.

Si ya has probado todo y no sabes cómo manejar tu melena para disimular el cabello graso, consulta con tu peluquería de confianza. Existen productos de peluquería profesionales que pueden ayudarte a paliar el problema. Aunque con estas ideas para disimularlo a través de un peinado verás cómo nadie lo notará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*