Las gafas de Google empeoran el pensamiento humano

Un nuevo estudio ha señalado que la gafa de google vuelve más lento al razonamiento humano. Si no lo sabéis, se trata de unas gafas de vista con un dispositivo que le permite al usuario tener a la misma vez múltiples informaciones y realizar labores simultáneas, que fuerzan al celebro a tener demasiada información empeorando la velocidad de asimilación.

gafasLo señala una investigación publicado por Joanna Lewis, de la Universidad de Florida Central (UFC), en la gaceta científica “Cognitive Research: Principles and Implications”.

Las gafas de google “añaden” información a la realidad que tenemos frente a nosotros, y si bien todavía no se encuentran muy empleadas, se espera una posible difusión exponencial en un futuro próximo.

Muchos interrogantes sobre su “seguridad” brotan, por poner un ejemplo, al emplearlas conduciendo un vehículo, en el que pocos segundos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Para ello los científicos californianos realizaron varias pruebas para medir el rendimiento cerebral cuando se llevaban a cabo varias actividades con gafas y sin ellas, comparando la velocidad de resolución.

Para hacerlo solicitaron ayuda a trescientos sesenta y tres estudiantes voluntarios, a los que les solicitaron jugar al “Where is Waldo?” (“¨Dónde está Waldo?”), un juego de computadora en el que hay que encontrar a ciertos personajes dentro de un difícil diseño.

Los datos señalaron que los participantes que jugaron utilizando las google glass, en el que había informaciones agregadas, emplearon mayor tiempo en la realización de la cometida.

El motivo, explicaron los científicos, podría estar en el hecho que las informaciones agregadas compiten con las percepciones visuales, empeorando los tiempos de resolución cerebral.

Se trata de una alarma para hacer meditar sobre la posible difusión masiva de estos dispositivos. “El solo hecho de que resulte posible, no significa que debamos prohibirlos”, explicó Lewis.

¿Y Google que ha decidido sobre el futuro de sus gafas?

Según Recode y debido a sus escasas ventas, se concentrará en la realidad virtual móvil de momento.

Tras haber jugueteado con modelos de cartón, Google ha decidido ponerse las pilas con unas gafas de realidad virtual de calidad. Y es de dar las gracias que el buscador haya optado por una solución más, muy elegante que las que hemos visto hasta la fecha: en vez de fabricarlo todo de plástico, se ha optado por cubrir la gafa con una lona que ofrece 2 ventajas: es más ligera y disminuye la entrada de luz al visor.

El punto de la ligereza es esencial. Se aprecia un cambio con respecto a otros visores. No charlamos ya de las grandes ligas (HTC Vive) sino más bien del mismo Gear VR que, no lo olvidemos, aparte de la cinta que rodea la cabeza, monta un tercer soporte que va desde la mitad de la pantalla hasta la nuca para facilitar la estabilidad.

Aunque no todo son buenas noticias para las gafas de google. Las monturas son ligeras, sí, y asimismo son bonitas a la vista. Pero sufren de ciertos puntos que se aproximan arriesgadamente a las páginas de un tebeo de Pepe Gotera y Otilio. La tapa en la que se pone el ‘smartphone’, y cuya unión con el resto de la estructura es una cinta flexible poco estable.
El infortunio es aún mayor cuando el teléfono no acaba de encajar completamente en la tapa. Los bordes sobresalen y el propio usuario es el que debe centrarlo ya que el terminal no tiene una situación fija.

Google desea hacer unas gafas virtuales estándar y existen muchos fabricantes con diferentes teléfonos, diferentes tamaños y diferentes formas. 

Es ahí donde las Gear VR de Samsung ofrecen una experiencia mucho más factible. Al limitar su catálogo a los teléfonos de alta gama, Samsung garantiza una experiencia más compacta donde todas y cada una de las piezas encajan perfectamente.